miércoles, 11 de abril de 2012

Oklahoma City Thunder: el trabajo bien hecho



 Ya conocemos a los fantásticos Oklahoma City Thunder, ese equipo que con tan sólo 4 años de existencia ya causa furor en la NBA, y se presenta como gran candidato al anillo. Pero detrás de estos "temidos" Thunder hay más. Está la curiosa historia de su nacimiento, desde los Seattle Supersonics, y del trabajo bien hecho de un grupo de personas cuyo sueño era llevar un equipo a la "desconocida" Oklahoma.

 Oklahoma City Thunder es el sucesor de los ya desaparecidos Seattle Supersonics, aquella legendaria franquicia de la NBA que contó con grandes jugadores, como los ya retirados Shawn Kemp, Gary Payton, Detlef Schrempf y Nate McMillan, o estrellas aún en activo, como Ray Allen.

 Comenzaremos a relatar, en primer lugar, como estos OKC nacieron, dejando atrás la lluviosa ciudad de Seattle:

 La debacle de Supersonics comenzará en la temporada 2007 (con un jovencísimo Kevin Durant como "rookie"), donde los Sonics terminarán la temporada regular con un récord de 20 victorias... y 62 derrotas.  Aquel año había sido un verdadero fracaso, salvo por la elección en el draft de Kevin Durant, en la 2ª elección global, tras... Greg Oden, seleccionado por Portland Trail Blazers; seguro que por Oregon aún se están dando cabezazos contra la pared por aquello.


 Tras la desastrosa temporada, el alcalde de Seattle y los directivos de Sonics se reúnen para intentar salvar al equipo, para mantenerlo en la ciudad, pero aquello era inviable: los malísimos resultados de la franquicia a nivel deportivo, y las malas gestiones en cuanto a traspasos, unidas a los gastos que conllevaba mantener una franquicia NBA, hacen que el equipo no pueda permanecer en Seattle.

 La siguiente pregunta es: POR QUÉ OKLAHOMA?.

 A raíz del huracán Katrina, que azotó Louisiana, los New Orleans Hornets, equipo que allí jugaba, se había quedado sin nada: el pabellón había quedado destruido (incluso algunos jugadores de la franquicia habían perdido sus casas).

 Oklahoma, como ciudad, se ofrece a albergar los partidos de los Hornets, en un gesto de "buena voluntad" (y dicho sea de paso, para también sondear una posible operación). Los Hornets, gustosos y al borde también de la quiebra, en una situación financiera parecida a la de Seattle, aceptan jugar en Oklahoma, en el ya desaparecido Ford Arena, pabellón de Oklahoma. Allí jugarán durante dos temporadas: la temporada 2005/ 2006 y la temporada 2006/ 2007. La ciudad de Oklahoma demuestra, partido tras partido, que perfectamente puede albergar un equipo NBA: pabellón lleno noche tras noche, grandes ingresos por marketing... la ciudad de Oklahoma se convierte en una verdadera mina.

 En el 2006 los Seattle Supersonics serán comprados, bajo subasta y por la cantidad de 350 millones de dólares, por un grupo de inversores, dirigidos por CLAY BENNETT (actual propietario de la franquicia). Oficialmente, los Oklahoma City Thunder ya existían, a partir de la temporada 2008/ 2009.


 Pero no todo fue fácil para Clay Bennett y sus OKC, ya convertidos en realidad; en su primer año, OKC jugó la Orlando Pro Summer League (algo así como una "liguilla" de verano para demostrar que realmente podían ser un equipo). Durante ese tiempo, los Thunder jugarían con una camisetas genéricas balncas y negras que ponían en el pecho: OKC- NBA, y dabajo un balón de baloncesto.


 En la temporada 2008, los OKC realizarán en el Draft de la NBA dos jugadas "maestras", que les llevarán al éxito, y en parte, a ser lo que hoy son: en el mismo año, esa noche del Draft de la que hablamos, los Thunder escogerán, en 9ª posición global en el Draft, a RUSSELL WESTBROOK, de University of California, y en la elección 24ª, procedente del equipo español Ricoh Manresa, a SERGE IBAKA (aunque para su ingreso en la NBA, los Thunder deberían de pagar la cláusula de rescisión del pivot congoleño- español). Habían sido dos movimientos realmente geniales de los Thunder, que unidos a Kevin Durant, ya tomaban una forma realmente interesante.



 El 22 de Noviembre del primer año de la franquicia ya en Oklahoma, los Thunder deciden despedir al entrenador P.J. Carlesimo, para hacerse con el jóven SCOTT BROOKS como entrenador, quién, sin duda, será parte importante en la mejora y en el éxito de estos Thunder, dirigidos sobre la pista por KEVIN DURANT, ya con la camiseta de los Thunder de Oklahoma en lugar de la verde y amarilla de los Sonics.


 Tras una temporada llena de ajustes, en la que KD se asentaba como futura estrella de la liga, y con un Russell Westbrook que ya daba pinceladas de lo que podía llegar a ser, en la temporada siguiente, es decir, en la 2009, los Thunder escogen en el Draft, en la 3ª elección global, a JAMES HARDEN, de University of Arizona, y en la posición 25ª a Rodrigue Beaubois, escolta francés que acto seguido será traspasado a Dallas Mavericks por Mullens, pivot procedente de Ohio State University.

 Aquel equipo, con Westbrook de base, James Harden como escolta, Kevin Durant de alero, Serge Ibaka de ala- pivot y Mullens de pivot, ya daba verdadero miedo, y... SÓLO LLEVABAN DOS AÑOS EN LA NBA!.



 Desde el principio el equipo parecerá encajar a la perfección y se muestra como un bloque compacto y joven; muy joven; "La clave del éxito es que aquí todos somos grandes amigos y no existen egos. En cuanto un compañero llega, se convierte en nuestra familia, y nosotros cuidamos de nuestra familia", decía un jovencísimo Kevin Durant en rueda de prensa, tras la finalización de la RS. Aquel año, su segundo año, los Thunder se habían clasificado para los PO!. Kevin Durant se convertía en el jugador mas joven de la historia de la  NBA en ganar el título de MÁXIMO ANOTADOR DE LA LIGA REGULAR, con 30.1 puntos de media por partido; realmente "escandaloso".


 Pero no todas las historias tienen un final feliz (al menos a corto plazo), y aquel año, aquellos maravillosos Thunder, llenos de alegría y con un bloque sumamente joven (incluyendo a su entrenador), son eliminados por L.A. Lakers en 1ª ronda de PO. "Este equipo da miedo; mucho miedo. Hemos ganado a quienes reinarán en la NBA en los próximos años, y lo digo con la boca grande y sin ningún miedo a equivocarme". Estas palabras salieron, nada mas y nada menos, que de la boca de  PHIL JACKSON, el "Maestro Zen", entrenador de Lakers.

 Desde el 2008 hasta el 2011, los Thunder habían jugado en el Ford Center, pabellón que, como dijimos anteriormente, también fue utilizado por los Hornets durante sus dos años "en el exilio". Pero aquel equipo había crecido; el cachorro se había convertido en perrazo, y en Enero de 2011, la revista Forbes anuncia algo que ya casi todos podíamos imaginar: los ingresos de OKC ascendían a 329 millones de dólares, es decir, un 6% mas que el año anterior!. El éxito había llegado para Clay Bennett, sus OKC y para la ciudad y fans de Oklahoma, que ya podían presumir de ser un equipo "grande".

 Pero para toda fiesta hace falta un buen traje, y los Oklahoma City Thunder deciden comprarse uno: en 2011 abandonan el Ford Center, pabellón que les vio crecer, y se desplazan al ChesaPeake Energy Arena, donde juegan en la actualidad. Un pabellón moderno y con potencial para un equipo moderno y con potencial; mucho potencial.



 A partir de aquí, la historia (la corta pero excelente historia) de los Thunder ya nos la conocemos: la temporada pasada los OKC llegan a las Finales de Conferencia de PO, cayendo eliminados por un contundente 4-1 por los Dallas Mavericks de un magistral Dirk Nowitzki. Aquellos Mavs, ya en la Finales y previo a quitarse de encima a los OKC, ganarán el anillo de la NBA tras "despedazar" a los Miami Heat, de LeBron James, Dwayne Wade, Chris Bosh y compañía.

Los Oklahoma City Thunder son, en la actualidad, el equipo que, probablemente, despliegue un mejor baloncesto; son un equipo joven y conjuntado en el que las dos grandes estrellas, Kevin Durant y Russell Westbrook, a pesar de sus diferencias, propagadas por la prensa, sobre todo, han aprendido a ser solidarios con el compañero y buscar el éxito del equipo, ante todo; prueba de ello es la reciente renovación de Durant por varias temporadas mas y sin casi negociación, y la renovación de Russell Westbrook también, por 5 temporadas mas. Este verano los Thunder tendrán la difícil papeleta de renovar a sus "otras" dos estrellas: James Harden (quién ya ha dicho públicamente que le da igual el dinero, pero que quiere renovar), o Serge Ibaka; OKC sólo tendrá dinero para uno de los dos. Difícil papeleta para Scott Brooks y los dueños de Thunder, aunque probablemente sea Harden quién termine renovando por Oklahoma.

 Estos son los Oklahoma City Thunder, un equipo que, como reza su apodo, son un verdadero "trueno" para sus rivales. 

 El video resume el paso de Seattle Supersonics a Oklahoma City Thunder, cambiando su política de jugadores tipo Ray Allen o Shawn Kemp a jugadores como Kevin Durant o Russell Westbrook:


No hay comentarios:

Publicar un comentario