lunes, 2 de abril de 2012

Zach Randolph... y su adicción a los problemas


 Zach Randolph; también conocido como "Z-Bo", o simplemente "Zach". Uno de los mejores PF de la NBA sin ningún tipo de discusión. Un jugador que puede sacarse tiros imposibles desde, probablemente, la posición más complicada en la NBA: la de ala- pivot. Aunque también es capaz de sacarse problemas de la "chistera" sin demasiada complicación.

 Su última hazaña "conocida": una paliza a un vendedor de marihuana en casa de Zach, en agosto de 2011, en Memphis. Al parecer, y según fuentes de la policía de Memphis, el vendedor se presentó en casa de Zach a las 2.25 de la madrugada con un cargamento para Zach y los amigos (iluso de él; no sabía la que le esperaba). Éstos, no gustándoles la mercancía, metieron al tipo en casa...y paliza al canto: nariz fracturada, marihuana desaparecida, dos costillas fracturadas... Zach dijo no saber nada del tema y que él llegó más tarde a su casa; que sus amigos ya estaban allí.

 Pero el historial del bueno de Zach (tan genial como problemático), no es ni mucho menos "light". Vayamos con algunos de sus "highlights":

 - Zach Randolph SIEMPRE va acompañado, sea donde sea, de su séquito: 20 tipos, al parecer siempre armados y con dos pit- bulls, llamados la "Hoop Family". Se conocen desde el instituto, y vaya donde vaya Zach, siempre tiene a su "guardia real" detrás. Son realmente famosos por liarla a cualquier sitio al que vayan. Nuestro querido Marc puede dar cuenta de esto cuando, una vez fichado Zach para el vestuario de Grizzlies, éste aparecio en el "locker room" con 7 de sus amigos y dos pit- bulls. Marc dijo: "jamás había visto algo así. La verdad que impresiona. Parecía un gángster".


 - Año 2003. Zach le rompe en un entrenamiento, la cuenca del ojo derecho a su compañero Ruben Patterson. "Nadie me toca los h.....", dice Zach durante la pelea. Zach haciendo amigos.

 - Verano 2003. Zach Randolph se ve involucrado en un tiroteo en Atlantic City. Al parecer, él fue el primero en disparar con una recortada, pero según la declaración oficial, el culpable de haber disparado ese arma será uno de los miembros de su "séquito". La policía sospecharía que éste se habría autoinculpado para que Zach, única fuente de ingresos del grupo, quedase libre.

 - Diciembre 2003 (año 2003; un año "movidito" para Z-Bo). Es pillado por la policía haciendo carreras ilegales y bajo los efectos de la marihuana. Será arrestado y será apartado del equipo. Zach tuvo que ser metido "a la fuerza" en uno de los coches de la policía. Esta es la foto oficial del arresto:



 - Año 2006. Será acusado de violación en Atlanta. La acusación quedará en nada. Suerte para Zach, que se enfrentaba a hasta 10 años de cárcel.

 - Diciembre 2006. Qyntel Woods (de aquella compañero suyo de equipo), y el "bueno" de Zach son acusados de organizar peleas ilegales de perros. El "chivato" sufre una tremenda paliza de unos "desconocidos" y permanece ingresado en el hospital 3 semanas y dice "no acordarse de nada". El caso nunca pudo ser resuelto por la policía de Portland.

 - Año 2007. Zach volverá a ser acusado de violación.

 - Año 2009. Zach le romperá de un puñetazo 2 dientes a Louis Amudson, de Phoenix Suns por aquel entonces. En la declaración consta que Zach, con Amudson en el suelo, le dijo: "ya verás cuando salgas de aquí, sin toda esta gente mirando. Te voy a matar, niña".

 - Abril 2009. Es detenido por conducir borracho.


 Este es un ligero historial de Z-Bo. Pero no todo son "palos" para este "diamante en bruto" (como su entrenador en Michigan State enunció).

 En la temporada 2009/ 2010 llegará a Memphis, donde coincidirá con quién, según Zach, es su mejor amigo allí: Marc Gasol. Marc dijo quedar impresionado cuando Zach llegó el primer día al vestuario del Fed-Ex Forum con sus 20 amigos y los perros; "entró al vestuario más escoltado que el presidente. Casi no podía ni saber quién había entrado. Entró, saludó a todo el mundo, habló durante 10 minutos, se cambió y salió a la pista, pero todo ello rodeado de su grupo" (a lo "Padrino").

 Desde entonces Marc y él se han hecho grandes amigos. Marc dice que suelen ir al cine juntos, a cenar, a tomar algo por ahí, y que incluso tiene amistad con las hijas de Z-Bo. A cambio de esto, Randolph ha dicho que "jamás jugaré en un equipo en el que NO esté Marc; es él con la única persona con la que quiero jugar". Cuando renovó el año pasado por Grizzlies (a cambio de un "jugoso" contrato), ésta fue la primera (y única) condición que exigió: que el equipo echase "el resto" para renovar a "Big Marc".

 Marc dice que Zach ya no es el que era; que ahora le gusta quedarse en casa, salir a pasear, ir de compras, ir a las cenas de equipo... que ya no es aquel gángster que todos temían. El mismo Zach dice que ahora "prefiero leerle un cuento a mis hijas por la noche y quedarme tomando una soda en el sofá a salir por ahí y meterme en líos; eso ya murió para mí. Esta ciudad, Memphis, me ha tratado como a un hijo y he de devolverles todo el cariño, amor y respeto que me dan". Zach parece un hombre nuevo. Veremos a ver lo que dura esta "reinserción" al mundo real, Zach.

 Zach siempre ha sido considerado un diamante en la NBA; un diamante que nunca nadie ha sabido pulir. Lionell Hollins y sus Grizzlies parece que han dado con la tecla para hacer que este genial jugador pueda sentar la cabeza, a pesar de sus 31 añitos.

 La cabra siempre tira al monte; esperemos que Zach se quede por la ciudad.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario