lunes, 1 de octubre de 2012

Kemba Walker. Un sueño hecho realidad



 "Cuando Kemba nació, supimos que había nacido una estrella". Esas eran las palabras de Paul, su padre, en una entrevista local cuando su hijo anunció que se presentaba al Draft de la NBA. Hablamos de Kemba Walker, el eléctrico base de Charlotte Bobcats.

 Kemba Hudley Walker nació en el Bronx, New York, un 8 de Mayo de 1990, y siempre se ha declarado fan incondicional de esta ciudad: "Podría viajar por todo el mundo, pero mí sitio está aquí, en New York. No hay ningún otro sitio donde yo quiera estar más que en este".

 Kemba se crió y creció en las "Sack- Wern Houses", en Soundview (Bronx), donde la vida no era fácil: "Había problemas", decía Kemba. "De hecho, cada día era un problema. No sabías que iba a pasar, cuando sucedería y a quién le sucedería. No tuve una infancia dura, ni mucho menos, pero vivíamos en un sitio donde, desde luego, el dinero NO caía de los árboles. Suerte que he tenido una familia perfecta". Kemba es hijo de Paul "Kenya" Walker y de Andrea Walker. Su madre, Andrea, procede de una mezcla, mitad de St. Croix y mitad de Antigua y Barbuda, y su padre, Paul, es de Antigua y Barbuda. Es el menor de 3 hermanos:


 "Es un ganador", decía Andrea, su madre. "Ha escuchado tantas veces que abandonase, que no conseguiría algo, que ahora se ríe de la gente que lo dice, y su única misión es demostrarles que se equivocaban, que no hay nada que no pueda hacer".

 Su padre, Paul, por otro lado, decía: "Siempre le enseñé a ser un líder, no un seguidor. No quería que Kemba se quedase atrás en nada, pero la verdad es que no me costó enseñarle esto. Desde pequeño se ha empeñado en hacer cosas que no pensábamos, ni nosotros ni otros muchos, que pudiese hacer, y ahora sólo hace que reforzar que estábamos equivocados. Mí hijo es un ganador".


 Una de las mayores aficiones de Kemba es... bailar!. Le encanta bailar, y llegó a aparecer en obras de teatro años atrás, demostrando que también es capaz de moverse (y muy bien), no sólo en la pista. Por otro lado, durante su estancia en UConn ya demostró, en algunas jugadas y apariciones, que el bailar lo lleva en la sangre:


 Durante su etapa escolar, Kemba acudiría a Simeon Career Academy, en Chicago, donde promediará 18,2 puntos y 5,3 asistencias por partido. Kemba dejaba ya claro, desde muy joven, que su principal arma es la electricidad, y, lejos de ser un base de tipo "generoso", su arma más letal es el tiro y la penetración:


 Tras años en Simeon Career Academy, Kemba se graduó, y acudirá a University of Connecticut, más conocida como "UConn":


 Como universitario, Walker permanecerá en UConn desde 2008 hasta 2011, año en el que se presentará al Draft de la NBA.

 En el 1º año de Kemba como jugador de UConn, éste disputará TODOS los partidos, promediando 25, 5 minutos por encuentro. La electricidad de Kemba era increíble, pero había que dosificarla: Kemba es un jugador realmente impulsivo, que puede recordarnos a otras estrellas como Russell Westbrook, por ejemplo, y en ciertos partidos "acusa" esa ansiedad.

 En su 1º año, llevaría a su equipo a la Final Four (año 2009), y será portada de hasta 6 ediciones regionales de la prestigiosa revista "Sports Illustrated":

 En su temporada "freshman" (1º año), tendrá unos promedios de 8,9 puntos y 2,9 asistencias por encuentro.

 Pero sin duda, su GRAN año sería 2011. En él, pasaría de unos promedios de 8,9 puntos y 2,9 asistencias en el 1º año, y 14,6 puntos y 5 asistencias en el 2º, a... 23,5 puntos y 4,5 asistencias de media en su temporada "junior"; Kemba seguía dejando patente que no era un chico demasiado "solidario" con sus compañeros sobre la pista, pero a cambio, era un base increíblemente escurridizo y con un potencial descomunal:


 En 2011, y participando con UConn en el Big East Tournament, Kemba anotó el tiro ganador ante University of Pittsburgh, que les enviaba a las semifinales de dicho campeonato:


 Tras esta brutal canasta, todas las alarmas en cuanto al nivel de Kemba se dispararon, y UConn llegaría a la Final de dicho campeonato, ganándola, y con Kemba proclamándose MVP de dicho campeonato, con un total de 130 puntos en tan sólo 5 partidos:

 Kemba, en su carrera por el "College Basketball Player of the Year", quedaría en 2º lugar, tras el "francotirador" de Brigham Young, y actuales Sacramento Kings, Jimmer Fredette:


 En su lugar, Kemba Walker sí que se haría con el "Bob Cousy Award", que se le entrega al mejor base universitario del año:


 Y con todo esto, con este genial año... la hora de Kemba llegaba: el 12 de Abril de 2011, Kemba Walker, tras 3 temporadas con los Huskies de UConn, anunciaba que abandonaba el equipo y la universidad, para presentarse al Draft de la NBA.

 Kemba apuntaba grandes (grandísimas) aptitudes para la NBA, y nadie dudaba que saldría escogido en una posición "privilegiada" del Draft. Él mismo se veía como un futuro "Top 5" en esa "clase" del Draft que llegaría meses más tarde: "Si me preguntas como me veo, te diré que bien. He hecho un gran año; he conseguido cosas a nivel colectivo y también han llegado a nivel individual. Espero salir escogido en una buena posición".

 Pero Kemba tenía un sueño. Un chico como él, nacido en el Bronx... donde desearía jugar?. La respuesta, a priori, es sencilla: "Me da igual quién me escoja, la verdad. Será una bendición de Dios, y por ello estaré agradecido de por vida. Pero si me preguntas por los Knicks... sería mi sueño. Yo he nacido aquí, en New York. Me he criado y he crecido viendo de lejos el Madison Square Garden, y siempre que he paseado por sus alrededores se me han puesto los pelos de punta. No sé donde jugaré, pero sin duda, llevar la camiseta de los Knickerbockers y jugar en el Madison sería lo máximo":


 Kemba siempre ha sido un chico muy afortunado... pero esa noche, no lo sería tanto. Pese a qué apuntaba grandes maneras, y que su sueño era jugar para los Knicks (él mismo sabía, aún así, que sería difícil), la suerte NO se alió con él, y en la noche del Draft de 2011, Kemba descendía puestos vertiginosamente, siendo escogido finalmente en la 1ª RONDA, EN LA 9ª ELECCIÓN GLOBAL, por Charlotte Bobcats. Muchos no entendieron que Kemba saliese finalmente tan atrás, y otros lo achacaron a su exceso de, a veces, individualismo. En cualquier caso, Kemba cumplía su sueño de jugar en la NBA, siendo un "Top 10" en el Draft de ese año:

 
 Toda la suerte que Kemba había tenido, todo lo bien que le habían salido las cosas hasta el momento... parecían volvérsele en contra de repente: no sólo había descendido puestos en el Draft de esa temporada que estaba a punto de comenzar, sino que además... llegaba el "lockout" (el dichoso cierre patronal): los jugadores no podían mantener contacto unos con otros, no podían acceder a las instalaciones de sus franquicias... vamos, un caos absoluto, en el que cada uno se "ganaba la vida" un poco de la manera que podía. "La verdad que nunca he tenido dinero, por lo que esto, ahora, no es nuevo para mí. Seguiré como antes", bromeaba Kemba.

 Con el cierre patronal resuelto para fechas navideñas, Kemba Walker firmaba, el 11 de Diciembre de 2011, su nuevo contrato con los Charlotte Bobcats. Acto seguido, firmaría su 2º contrato profesional, esta vez con la firma deportiva Under Armour. Kemba se convertiría, junto con la estrella de los Milwaukee Bucks, Brandon Jennings, en el máximo representante de la marca:

 En lo deportivo... Kemba ha acusado pertenecer al PEOR EQUIPO DE LA HISTORIA DE LA NBA. Los Charlotte Bobcats (recordemos, el equipo del que es dueño Michael Jordan), con 7 victorias y 58 derrotas, se convirtió la temporada pasada en el PEOR EQUIPO DE LA HISTORIA DE LA COMPETICIÓN. La anarquía reinaba en un equipo dirigido por Paul Silas, en el que cada uno hacía, literalmente, lo que le venía en gana. En cuanto a Kemba... prácticamente se pasaría el año disputándole el puesto a su compañero, recién traspasado, DJ Augustin. Con una media de 27 minutos, Kemba tendría unos promedios de 12 puntos, 4,4 asistencias, 3,5 rebotes y 1 tapón por partido.

 El día más feliz (a nivel deportivo, claro) de Kemba, tendría lugar el 28 de Enero de 2012, en un partido ante Washington Wizards (otro equipo caótico): en ese partido, Kemba se convertiría en el 3º JUGADOR EN LA HISTORIA DE LOS BOBCATS EN HACER UN TRIPLE- DOBLE, con 20 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes. Sólo otros dos jugadores en la historia (corta historia) de la franquicia lo habían hecho antes: Boris Diaw y Stephen Jackson.


 En la actualidad, y con una temporada a punto de comenzar, algunas cosas parecen haber cambiado para los Bobcats de Kemba Walker: el equipo se ha hecho con los servicios del trabajador Michael Kidd- Gilchrist, escogido en 2ª posición del Draft, DJ Augustin (según muchos, éste cortaba la proyección de Kemba), ha sido traspasado, y se han hecho con los servicios de otro base, Ramon Sessions. Todo esto, hace que el futuro parezca tener un color "menos gris oscuro" para los Bobcats. Además de esto, Kemba ha abandonado su dorsal de la campaña anterior, el "1", para escoger el dorsal que tanta suerte le dio en UConn: el "15".

 Este es, pues, Kemba Walker. Sin duda podemos decir que, pese a su irregular campaña (no sólo suya, sino de todo el equipo sin excepción), Kemba es un gran base, capaz de hacer muchísimas cosas sobre la pista y de, por qué no, poder dirigir a un bloque joven y ansioso como los Bobcats. Tendremos que esperar al inicio de esta campaña que dará comienzo en un mes, para ver como Kemba ha podido madurar este verano.

 Sin duda, tiene un GRAN futuro por delante.

 Kemba Walker. Nacido para triunfar:





No hay comentarios:

Publicar un comentario