martes, 23 de octubre de 2012

Los más temidos de la NBA. Miami Heat



 Se suele decir que, al final, todos los caminos llevan a Roma?. Será ese el símil perfecto para definir a estos temibles Miami Heat?. Por qué decimos esto?.

 Al final, es injusto del todo decirlo, pero es así; si nos referimos actualmente a Miami Heat (y con todos los respetos, sin ni muchísimo menos querer hacer de menos a la genial franquicia de Florida), terminamos diciendo "Big Three"; y si aún queremos simplificar más... simplemente decimos: LeBron James. Y si ya queremos dar una doble vuelta, en un estado absoluto de placer para los que deseábamos este momento, simplemente diremos: "LeBron James ya tiene su anillo":


 Sin aún haber comenzado la temporada puede sonar algo "agresivo" decir esto, pero Miami Heat simplemente METE MIEDO. En un equipo en la presencia de Dwayne Wade, LeBron James y Chris Bosh ya es sinónimo de espectáculo (el año pasado, los chicos de Oklahoma City Thunder, pese a su gran rendimiento, pudieron dar fe de ello), ahora se les unen dos nuevos "pistoleros", para terminar de meterle miedo al mismísimo pánico: el genial Ray Allen, a.k.a. "Jesus Shuttlesworth" (LeBron le llama de esta manera en relación a la fenomenal película que él mismo protagonizó junto a Denzel Washington en 1998, y dirigida por el genio Spike Lee), y un quinto mosquetero, Rashard Lewis, que aunque se ha ido poco a poco viniendo a menos, tras aquellas geniales finales de 2009 con los Orlando Magic, ha sido recibido en Miami como una superestrella:


 Hace pocos, muy pocos meses, LeBron pudo al fin cumplir la promesa que él mismo hizo a todos los seguidores de los Heat, y de paso cumplir con su "amenaza" a todos los seguidores de la NBA: conseguir su anillo. Con sus ya famosas pulseras que rezaban "I Promise", en referencia a su promesa de ganar el primer anillo de su carrera... LeBron NO tuvo rival: hizo una temporada excelente, como siempre... y en las Finales estuvo excelso (rememorando aquel momento ya histórico en el que, regresando de su lesión, le "enchufa" un triple a Thabo Sefolosha, de OKC y genial defensor, en su misma cara, haciendo que el pabellón de los Heat casi se viniese abajo).

 Pero LeBron no ha querido frenar ni bajar el pistón. Él nunca lo ha hecho, desde 2003 que llegó a la NBA como el sucesor más claro de Michael Jordan. Con la llegada de Ray Allen a la franquicia del sur de Florida, LeBron y Wade (los dos líderes de la franquicia), "explotaban" de la felicidad: "Welcome to Miami, Jesus Shuttlesworth", ponía en su Twitter "King" James; o un simple "Wow, we got Ray; we got Jesus. Welcome Ray Allen". La verdad es que Ray llega ya algo pasado en edad, pero con una muñeca como la suya, y pese a no ser ya el eléctrico jugador que era... siempre puede resolver él sólo un partido.

 Pero, volviendo al tema en cuestión: son tan peligrosos estos Miami Heat?. Tras la consecución de la temporada, y la victoria en las Finales... comienza una nueva era?. Un reinado a largo plazo de los llamados "Beach Boys"?. Con un Derrick Rose a modo de Iron Man lesionado, y con unos L. A. Lakers en pleno intento de reconstrucción "express", sólo Oklahoma City Thunder, con los geniales Kevin Durant, Russell Westbrook y James Harden (sin duda, el "otro" gran Big Three de la Gran Liga), parece atreverse a "toserle" a estos Heat.


 Pero ahora, tras habernos "derretido" a halagos, pasemos a ver, uno por uno, a esta genial plantilla, confeccionada al gusto personal del gran Pat Riley, para examinar si de verdad dan tanto miedo. Pasemos uno a uno, por todos y cada uno de los pilares de esta franquicia. Comencemos:

1. Micky Arison:



 El dueño de los Miami Heat. Micky, de origen israelí, es el máximo accionista de Carnival Corporation, la compañía de cruceros de viaje más grande del mundo.

 Judío de religión, en 2011, la prestigiosa Forbes estimó la fortuna del Sr. Arison en 5,9 billones de dólares, lo que le convierte en la 169ª persona más rica del planeta.

2. Pat Riley:



 O lo que es lo mismo, el tipo más listo de todo Miami; la "cabeza pensante" de los Heat.

 Riley, antiguo entrenador de los mismos Heat, además de haber sido entrenador de New York Knicks y L. A. Lakers es, a sus 67 años, el Presidente de los Miami Heat.

 Riley siempre se ha caracterizado por su extrema inteligencia, además de por una personalidad arroladora (recordemos aquel día en el que Pat, literalmente, echó del banquillo a Stan Van Gundy, entrenador de los Heat, para sentarse él y sacar el equipo adelante).

 Habiendo confeccionado un equipo a "su" gusto, tras charlar personalmente con todos los jugadores y estrellas del equipo, nadie duda que quién manda en realidad, en las sombras, es él, y que jamás dudaría en "cortar cabezas" si la situación así lo requiriese. Gran capitán para un gran navío.

3. Erick Spoelstra:



 El bueno de "Spo". El señor Spoelstra, entrenador de los Heat, se ha ganado con todo derecho el estar donde está.

 Ex de Portland, Spoelstra fue el más "perjudicado" tras el fichaje de LeBron James y Chris Bosh a la franquicia. Controlar los egos de las tres mayores estrellas, quizás, en su puesto, de la NBA, no es fácil, y pese a discusiones (algunas públicas, como ya vimos), con algunas de sus estrellas... ha sabido remar, y muy fuerte, para llegar a buena orilla.

 Buen entrenador. Quienes lo conocen lo tildan de "fanático del baloncesto". Ya tiene su anillo, y ya más asentado, y con un Pat Riley dándole consejos, parece haberse asentado.

4. Bob McAdoo:



 Como jugador era genial... y en la actualidad sigue siéndolo.

 Bob es el actual ayudante de Spoelstra en los Heat, desempeñando, oficialmente, las funciones de 2º entrenador, y, extraoficialmente, las funciones de "domador" de fieras.

 McAdoo suele ser el consejero, el mediador, entre el entrenador y los jugadores. Y todos están encantados con él. Gran amigo de LeBron (quién, día tras día, no deja de agradecerle todo lo que hace por él), también de Wade y de Chalmers, McAdoo es quién mejor sabe manejar los egos de la franquicia.

 Sin duda, un pilar en los Heat.

5. Keith Askins:



 Un "hombre de la casa".

 Askins, de Alabama, fue en su momento jugador de la franquicia de Florida, y ahora es otro de los entrenadores ayudantes de los Heat.

 Su papel sigue siendo parecido al de McAdoo (todo para ayudar al pobre Spoelstra parece poco), pero también lo hace bien. Quienes le conocen dicen que nadie le replica ni le levanta la voz, perse a su aspecto de "bonachón", con su característica pajarita, y que cuando habla, lo que dice "va a Roma".

6. Bill Foran:



 El primero de los líderes "en la sombra".

 Bill Foran es el encargado del acondicionamiento físico de los Heat, el encargado, concretamente, de la parcela de fuerza.

 A Bill se le vio por primera  vez (hablamos públicamente), en las Finales de la NBA pasadas, durante la lesión de LeBron.

 Amante de llevar a los chicos "al límite", jugadores como Lebron, ó Udonis Haslem, dicen que entrenar con él, literalmente "mata".

7. Jay Sabol:



 Procedente de Florida International.. a Jay le toca ser "el poli malo".

 Como encargado de los Heat en la parcela física, Jay es conocido por no dar tregua a sus pupilos, y también llevarlos al límite. Conocido por no hablar demasiado, es uno de los "responsables" de la recuperación de Dwayne Wade, o de la mejora de LeBron en su aspecto tanto físico como mental. "Todo va unido", decía Sabol; "Si la cabeza no funciona bien, tampoco lo hará tu cuerpo; de la misma manera que si tu cuerpo no funciona bien... no lo hará tu cabeza".


 Y tras hablar de estas grandes personalidades, sin duda clave para el buen funcionamiento de tan temible máquina... toca ahora hablar de los "gladiadores", de las estrellas que noche tras noche llenan el American Airlines de Miami:

1. Mario Chalmers. #15:



 Un base tan arrogante como genial. Así podríamos definir a Super Mario.

 Procedente de University of Kansas, y tras 4 años en la NBA y todos en Miami Heat... parece que poco a poco, Mario se va estabilizando.

 Saltó a la fama en la NBA por su "debut" en los líos, cuando, junto con Michael Beasley y Darrell Arthur, en el campamento de verano de la NBA para rookies, fueron detenidos, multados y acusados por la Policía de consumo de marihuana en las habitaciones, algo, lógicamente, prohibido por la NBA en general y las franquicias en particular.

 Tras años en la NBA, y tras ser un gran líder en su etapa universitaria, el ex de Kansas parece haberse estabilizado, y pasa a ser jugador importante de los Heat.

2. Norris Cole. #30:



 El jugador de la desconocida Cleveland State University afronta su 2º año en la NBA.

 Uno de los jugadores más queridos de la afición, y "gran protegido" de LeBron James, quién le trata como su escudero, Norris puede presumir de ser el 1º base escogido vía Draft por los Miami Heat.

 Eléctrico en el juego, Norris es un verdadero "microondas"; uno de esos jugadores que sale y, sin que te des cuenta, puede cambiar el rumbo de un partido.

 Él y Chalmers son los únicos bases puros del equipo.

3. Ray Allen. #34:



 También conocido como Jesus Shuttlesworth.

 Ray, tras 16 temporadas en la NBA, divididas en Seattle, Milwaukee, Boston y ahora Miami, es ya una eminencia en la NBA, y es conocido por ser el mejor lanzador de triples de la historia de la Gran Liga. Casi nada.

 Bill Foran y Jay Sabol coincidieron días atrás en decir públicamente que "Ray es el jugador en mejor estado de forma de toda la plantilla. Es impresionante, pero parece que ha retrocedido 7 años".

 Jugadores como LeBron o Wade ya han dicho que él es el nuevo "jefe" de la franquicia, y que lo que él diga ira al cielo.

 Su edad puede que ya no le permita demasiado, pero, sin duda, el ex de Conneticut, en una de esas "noches suyas", puede anotar triples como quién lanza desde debajo de la misma canasta.

4. Rodney Carney. #51:



 Ex de Memphis State, y de Philadelphia 76ers, Minnesota Timberwolves y Golden State Warriors, Rodney aterriza en Miami, tras 4 años en la NBA, como escolta.

 No sabemos muy bien cual será el papel de Carney este año, pero su polivalencia (puede jugar perfectamente, gracias a su fenomenal físico, de escolta y de alero), puede hacerle un hueco en esta talentosa plantilla. Veremos a ver que es lo que sucede con el ex de los Warriors.

5. Terrel Harris. #14:



 Procedente de Ohio State University, Harris afronta ya su 2ª temporada en la NBA, habiendo jugado la anterior (más bien poco), también con Miami Heat.

 Gran amigo de Norris Cole, Harris siempre se ha caracterizado por ser un gran trabajador, y, pese a no contar demasiado para el cuerpo técnico, parece ser un jugador clave con los Heat.

 Su físico le hace ser versátil, y eso puntúa, y mucho, en los Heat. Suponemos que su rol este año no vaya a cambiar demasiado respecto con el del año pasado.

6. Garrett Temple. #17:



 Afronta su 3ª campaña en la NBA... y ya es todo un "trotamundos".

 Tras su paso por Houston Rockets, San Antonio Spurs y Charlotte Bobcats... el ex de Louisiana State University aterriza en Miami.

 Se trata de un escolta trabajador, y que encara relativamente bien el aro, pero por motivos de adaptación, no ha terminado de encontrar su sitio en la Gran Liga.

 Si Miami aprende, y rápido, a manejarle bien, puede ser un jugador MUY interesante.

7. Dwayne Wade. #3:



 Pase lo que pase, y pese a que LeBron James sea el nuevo e indiscutible líder de este equipo... Wade siempre será el símbolo de los Heat.

 Tras 9 años ya en la NBA, todos con los Heat (vía Draft en 2003, curiosamente, el mismo que el de LeBron y Bosh), y ya 2 anillos de campeón NBA (uno con Shaquille y otro con LeBron), poco hay que decir que no se sepa ya de Wade.

 Tras una temporada algo irregular, producto de una lesión y problemas personales, el ex de Marquette University tuvo que ver como, según él, la primera temporada del Big Three se convertía en un fracaso. En la 2ª campaña juntos, sacó fuerzas de donde ya no existían, y terminó mostrándose excelso.

 Actualmente siempre está fuertemente arropado por su pareja, la guapísima Gabrielle Union (actriz y modelo), y por su gran amigo: LeBron James

 No cabe duda de que Wade morirá dándolo todo por los Heat. Él es el Heat.

8. Shane Battier. #31:


 También conocido como El hijo de América ó El novio que toda madre querría para su hija, en referencia a su elegante comportamiento, su entrega y su capacidad de sacrificio.

 El ex de la prestigiosa University of Duke, además de haber sido un fenomenal estudiante, lleva ya 11 temporadas en la NBA, en diversos equipos como Memphis Grizzlies (es gran amigo de Pau Gasol), o Houston Rockets, ha ido un poco a menos, teniendo en cuenta su edad, pero aún así, su rendimiento con los de Miami ha sido sobresaliente.

 Cuando llegó a Florida, muchos hablaban de un "retiro dorado", pero lejos de todo esto, Shane, siempre en las sombras, ha desarrollado un papel CLAVE en la consecución del anillo de los Heat, mediante una excelente defensa y una inusual capacidad anotadora.

 Suponemos que su rendimiento esta temporada volverá a ser vital. Si Ray Allen sale tan bien como Shane (lo cual es de suponer)... los Heat dan aún más miedo.

9. LeBron James. #6:

 Como el rapero Game siempre repite en cada uno de sus temas: "Hate it or Love it, but I'm still nº1". Así puede definirse a LeBron James, "The Chosen One", "King" James, BAAP (Best All Around Player)... o como queramos llamarle (sus detractores suponemos que encontrarán motes menos agradables).

 El miedo (y de paso, la presión), que siempre existió con LeBron era que, en algún momento, dijese adiós sin aquello para lo que la NBA y el mundo pareció escogerle: para ser un campeón... y con anillos. Eso ya es historia, y LeBron, el próximo día 30 de Octubre de 2012, lucirá en su dedo su primer anillo de campeón NBA.

 El fichaje de LeBron por los Heat estuvo siempre marcado por su "extraña" y comercial decisión de abandonar "su" casa, Cleveland, para adentrarse en un mercado más voraz (y de paso, lucrativo), como es Miami. Compañeros suyos, como por ejemplo Kevin Garnett, fueron claros hablando personalmente con él: "estar en tú casa es maravilloso... pero has de ir más allá. Yo he malgastado mi carrera en Minny, estando demasiados años. Quién sabe lo que hubiese logrado yéndome a Boston antes. Tú tienes tú llave, y nadie más que tú ha de decidir como usarla. Haz lo que sea mejor para tí, y jamás mires atrás". Estas eran las palabras de Kevin Garnett que tanto hicieron mella en "Bron Bron".

 Ahora, siendo el líder de los Heat, y con ya su anillo en el dedo, todo ser verá diferente, y como él dijo: "Yo no he venido aquí para ganar un anillo; he venido para ganar dos, tres, cuatro, cinco...". 

 Parece que el reinado de "King" James ha comenzado.

10. James Jones. #22:


 Sir ser un gran jugador... es un francotirador letal.

 James Jones, con ya 32 años, y tras llegar a Florida vía Portland Trail Blazers, ya por el 2008, cumple su sueño jugando con los Heat. Acudió a University of Florida, además de ser natural de Miami, por lo que "casi" podríamos considerar su paso por Indiana Pacers, Phoenix Suns y los propios Blazers como un "affair".

 Repetimos, con 32 años, y con un rol en el equipo totalmente definido, James parece sentirse cómodo en él, y junto con jugadores como Allen, Battier, e incluso Miller, forma el grupo de "bombarderos a distancia" del equipo.

11. Rashard Lewis. #9:


 Rashard puede considerarse "el quinto mosquetero" de los Heat, sin tan siquiera ser una estrella.

 Lewis, tras una grandísima temporada con los Magic, allá por el 2009, cuando alcanzaron las Finales de la NBA (cayeron ante Lakers)... nunca volvió a ser el mismo. Con un contrato simplemente BESTIAL (casi 23 millones de dólares, y siendo una segunda ronda), pasó por Washington, con los Wizards, con más pena que gloria: lesiones, pasotismo, dicen que falta de acople a un grupo joven... lo que fuese, pero Rashard ya no era ese jugador desequilibrante. Tan poco desequilibrante era, que los Wizards se cansaron de él, y le cortaron su contrato, con un año aún pendiente (tendrán que pagarlo igual). Y ahí estaban los Heat.

 Gran amigo personal de Ray Allen (coincidieron en Seattle, con los Sonics, al inicio de la carrera profesional de ambos), no lo dudó cuando Miami le llamó.

 Su rol en el equipo aún no está del todo definido, pero si Bosh se "atreviese" a jugar de "5" (cosa que ya ha hecho en más de una, dos y tres ocasiones), Rashard podría, con su altura y su muñeca, exquisita, ocupar el puesto de "4", para terminar de hacer de los Heat un grupo temible.

 Al jugador, natural de Texas y con 14 temporadas ya jugadas en la NBA, aún le queda por demostrar.

12. Mike Miller. #13:


 El héroe de las Finales de la NBA el año pasado (aunque fuese en momentos puntuales, claro).

 Mike, gran amigo de Pau... ha pasado por todo, y no precisamente bueno: lesiones de todo tipo (casi no puede ni caminar, y le cuesta correr a horrores), presión en Miami... y para colmo, llegó la tragedia de su hija.

 Pese a su apariencia de tipo "duro", dicen que Mike es un tipo muy familiar y generoso (Pau da fe de ello), pero... aquella enfermedad de su hija, recién nacida, casi le mata. Su hija nació con un problema en el corazón, y corría el riesgo de no salir de aquella. Compañeros de Miller en la franquicia decían que Mike, poco a poco, se consumía: salía corriendo todos los días del pabellón para ir al hospital, bajaba de los aviones y cogía taxis como si fuesen gominolas... aquello no era vida. En más de una ocasión, jugadores como Chalmers ó Haslem tuvieron que animarle en los vestuarios, tras un simple entrenamiento, para que Mike no se viniese abajo.

 Pero Miller, todo un profesional, nunca se rindió. Faltó lo mínimo imprescindible a entrenamientos y partidos (casi no se perdió un entrenamiento), e incluso llevó en las Finales que perdieron ante Dallas, unos cordones rosas en honor a su hija. Y Dios quiso devolverle todo aquel sacrificio: su hija, aunque poco a poco, fue recuperándose, y en las Finales de año pasado ante Thunder, Mike estuvo INMENSO, anotando la friolera de 7 triples en el último y decisivo partido. Toda la franquicia coincidió en decir que este era "el anillo, el triunfo, de Mike".

 Los rumores de retirada (casi no puede andar, amén de su lesión crónica en los ligamentos del dedo pulgar de su mano derecha), fueron constantes, pero parece que el "gladiador" de Miami aún no ha dicho su última palabra, y, pese a que jugará más bien poco, ahí seguirá, al pie del cañón.

13. Chris Bosh. #1:


 El integrante del famoso Big Three que más ha sufrido a su llegada a los Heat.

 Chris, excepcional ala- pívot y compañero de promoción de Wade y LeBron, fue el que más acusó el cambio de franquicia. Acostumbrado a ser el rey en Toronto... llegó a aguas más cálidas (literalmente), y aquello le costó. Parece haber encontrado su rol, su posición, y su función en el equipo.

 Junto con Wade y LeBron forma ese Big Three tan sumamente criticado por todos, pero parece haber dado un paso al frente. En Miami todos se temieron lo peor con su lesión ante los Pacers, en Playoffs del año pasado, pero Chris, cual espartano, se recuperó para las Finales, dando, además, verdaderas exhibiciones de juego, e incluso anotando varios triples!.

 Puede que sea de los jugadores de los Heat que más necesitaba ese anillo, sobre todo por el aspecto psicológico; él quería sentirse aún más importante... y lo ha conseguido. Imprescindible en los Heat.

14. Jarvis Varnado. #?:


 Segundo ala- pívot del equipo, y también rookie.

 Jarvis, procedente de Mississippi State University (es también natural de Tennessee), es un caso curioso de los de verdad. Promediando 10 puntos, 8 rebotes y la barbaridad de 4 tapones por partido en sus 4 años en la universidad (también, quizás, demasiados), fue elegido en el Draft de 2010 por los Heat. Siendo descartado por estos, no tuvo más remedio que emigrar, y, tras jugar dos años fuera (1 año en Tuscani Pistoia, en la 2ª división italiana, y otro año en Hapoel Jerusalem B. C.), regresa a Florida.

 Parece que ha firmado un contrato con la Virtus Roma italiana, aunque aún no está del todo claro. Pase lo que pase... parece que no tendrá sitio en esta gran plantilla.

15. Udonis Haslem. #40:


 El dueño, rey y señor de Miami.

 El caso de Haslem es otro de esos... que llama la atención. Udonis es natural de Florida (nació en Miami), jugó en University of Florida, y, salvo dos años (de 2000 a 20002), en los que se vio obligado a emigrar, jugando en la liga francesa para Chalon- Sur- Saone (previo a jugar en la NBA)... siempre ha jugado en los Heat.

 Udonis, tras terminar la universidad, en el 2000, abandonó los EEUU, con destino Francia. Allí, como decimos, jugó dos años, para el Chalon- Sur- Saone. Tras terminar su periplo por Europa, en 2002, volvió a los EEUU, donde se presentó al Draft y, pese a no ser elegido en él, los Heat se hicieron con sus servicios.

 Pese a haber sonado mil y una veces como futurible de traspaso, y no ser un gran jugador... Udonis tiene, al igual que Wade, 2 anillos de campeón NBA.

 Udonis es el líder indiscutible del equipo, quién más manda, por aquello de que él es Miami en sí. Dicen que tras su carrera, quiere ser alcalde de Miami, y estamos seguro que lo conseguirá.

 Trabajador como pocos, Udonis, pese a no ser un super talento... siempre termina siendo clave en los Heat. Este año, no será menos.

16. Dexter Pittman. #45:


 El joven y orondo pívot de los Heat... mete miedo.

 Con 2,08 metros y 135 kilos de peso, este "niño grande", natural de Texas y ex- jugador de Texas University, con los Longhorns... nunca ha sido nada en Florida, desde su llegada hace ya dos años.

 Tras jugar en la temporada 2010- 2011 con Sioux Falls Skyforce, en la D- League, y con base en Dakota del Sur, volvió a los Heat, y desde entonces... nada de nada. 

 No sabemos muy bien cuáles son las intenciones de Spoelstra, McAdoo y Askins con él, pero cada segundo que pasa en Miami parece un segundo menos que allí le queda.

17. Joel Anthony. #50:


 Este fornido y voluptuoso canadiense es otro de los pívots puros de los Heat.

 Anthony nunca ha destacado por ser particularmente técnico, ni hablador, ni comercial... pero sí por dejarse la piel (literalmente), en la pista, y eso le hace necesario para los Heat.

 Él, parece feliz pegándose con todo aquel que osa invadir su espacio, y, mentalmente, llega a agotar. Eso, repetimos, le hace vital en la franquicia.

 Su rol este año?: igual que los anteriores; disputar varios minutos por partido, en pro de darle más garra al equipo. Jugadores como LeBron ó Bosh dijeron públicamente que odian entrenar con él, cuando juegan en diferentes equipos, sólo "por la cantidad de golpes de todo tipo que te asesta".

18. Josh Harrellson. #55:


 El ex- jugador de los Knicks de New York era el GRAN capricho de Spoelstra... y Riley decidió dárselo.

 Harrellson, natural de Missouri, jugó en University of Kentucky durante 3 temporadas, en las que hizo más bien poco. Tras ello, fue escogido en el Draft del año pasado por New Orleans Hornets, pero traspasado a New York Knicks poco después.

 Ni mucho menos se trata de un gran jugador (casi tampoco deberíamos de llamarle "jugador de nivel medio- alto"), pero es un jugador muy inteligente: sabe donde ha de colocarse, y siempre tiene muy claro su papel.

 Con tan sólo 37 partidos disputados en la pasada campaña, llega a Miami para aportar músculo y garra, y seguro que lo hará bien, esté el tiempo que esté.

19. Justin Hamilton. #?:


 Este rookie, último jugador y pívot de la extensa plantilla de los Heat, podría tener sus horas contadas en Miami.

 El ex- jugador de Louisiana State University fue escogido en la 45ª posición del Draft por Philadelphia 76ers, pero curiosamente, los Heat intercambiaron a su 27ª elección por él.

 Se trata de un jugador muy fuerte, y con unos movimientos sobresalientes, sobre todo en las ayudas. Dicen de él que impresionó a muchísimos ojeadores en los workouts de New Jersey, previo al Draft.

 Dudamos que vaya a tener un puesto en el equipo, aunque su fuerza y su rapidez, unida a las ayudas que puedan prestarle hombres experimentados como Haslem ó Anthony, pueden jugar a su favor.


 Bien, pues esta es la extensa y temible plantilla de los actuales campeones de la NBA, los Miami Heat (Beach Boys para los más osados). 

 Pese a que no todos tendrán sitio en el equipo, desde luego que los que se queden formarán el bloque a batir, sin ningún tipo de dudas, y actualmente son el terror de la NBA. A los ya conocidos LeBron James, Chris Bosh, Dwayne Wade, e incluso Mario Chalmers (se viene arriba cuando juega con los 3 monstruos de la franquicia), se unen ahora Ray Allen, con su más que exquisita muñeca, y Rashard Lewis, con una última oportunidad en sus manos, pero siempre a tener en cuenta.


 Los Heat. El equipo a batir.

 Recientemente, en los entrenamientos previos a la temporada, jugadores como LeBron, Bosh, Wade, Haslem, e incluso el volátil Chalmers, han "tachado" a Allen, recién llegado, pero experto ya en guerras y batallas de todo tipo, como el nuevo "jefe" de la franquicia. "Estoy orgulloso de tener a Jesus a mí lado", decía King James. "Cuando él habla, los demás escuchamos. Así funciona esto". Si el experimento dará resultado o no, de nuevo, no lo sabemos, pero de lo que no cabe duda es de que todo pinta muy, muy bien, en la franquicia del sur de Florida.

 Parece que se avecina tormenta, y parece que entra por el sur de Florida. Estaremos atentos.


 En la despedida, os dejamos con el momento que todo seguidor de los Heat (y también de LeBron), llevaba esperando años: la consecución de la temporada 2011- 2012, con la victoria en ella de los Heat, en las Finales, ante los también temibles Oklahoma City Thunder. Ver a LeBron conseguir aquello por lo que llevaba suspirando (y fracasando, dicho sea de paso), 9 largos años, vale la pena.

 Espero que lo disfrutéis:











No hay comentarios:

Publicar un comentario