martes, 30 de abril de 2013

Cuando el sacrificio lo es todo. Los 10 jugadores más trabajadores de la NBA



 La NBA... es, simplemente, apasionante.

 Canastas increíbles, tiros imposibles, actuación memorables... pero también están los golpes, por qué no. Al fin y al cabo... es parte del juego!.

 A menudo hemos visto en la NBA a jugadores de calidad increíble... pero de entrega nula. Luego han estado los del bando opuesto: esos jugadores que, pese a no ser unos genios, han sobrevivido en la mejor liga del mundo gracias a su trabajo.

 Y luego ya está la mezcla, el kit perfecto: las estrellas de la NBA que además se dejan la piel en cada partido, a lo largo de los años.

 No haremos un repaso a la historia, ya que además de ser injusto (el work ethic de antes no era comparable al de ahora, ni mucho menos), pero si haremos un gran repaso a los jugadores más trabajadores de la NBA en la actualidad.

 Algunos de ellos son auténticas estrellas en sus equipos, y otros son, simplemente, jugadores con un corazón más grande de lo que se pueda llegar a abarcar.

 Pasemos a hacer este repaso a los 10 jugadores más trabajadores de la NBA:

1º) Kobe Bryant- L. A. Lakers:



 Qué tiene un carácter a veces insoportable?. Cierto.

 Qué a veces pierde la cabeza?. Cierto.

 Pero hay una cosa que jamás podremos negarle al gran Kobe: su valor para enfrentarse a lo imposible.

 "Siempre estás en el punto de mira", dice Kobe. "Has de jugar cada partido, has de hacer cada entrenamiento como si fuese el último que fueses a hacer en tú vida. Mucha gente quiere verte caer, fracasar, y tú no puedes darles ese lujo", decía en una entrevista hace tan sólo un año.

 A lo largo de su carrera en la NBA, Bryant se ha lesionado todas y cada una de las partes de su cuerpo, y ha seguido al pie del cañón como el general más aguerrido. Por eso es quién es:


 Pero a sus casi 35 años... su cuerpo ha encontrado un límite. Un tope.

 Hace casi un mes, se rompía el talón de Aquiles, en el partido ante Golden State Warriors.

 Kobe, un guerrero implacable, no ha decidido aún lo que hará, respecto a esta lesión, pero en su carta, en la red social Facebook, todos pudimos ver (y sentir), la frustración del guerrero. De ese tipo que pase lo que pase, luchará y matará por ti... pero al que su cuerpo, ahora, no se lo permite.

 Pese lo que pase, nadie podrá jamás tachar a Kobe de no morir por su equipo a cada jugada.

 Al César... lo que es del César.

2º) Kevin Garnett- Boston Celtics:



 Odiado por muchos... y admirado, a la vez, por todos. Ese es Kevin Garnett.

 Estamos hablando, con total seguridad, del jugador más pasional que jamás ha pisado una pista de baloncesto.

 El baloncesto, y su vida en general, destilan pasión por aquello a lo que Kevin se dedica, y es por eso (además de por otras muchas cosas), por lo que ha llegado a donde ha llegado.

 Es uno de los jugadores en la historia de la NBA con más minutos disputados, y eso... te da para lidiar con muchas peleas.



 Su edad no ha hecho, ni mucho menos, que su competitividad y su entrega mengüen, y siempre ha dejado claro que "morirá por el baloncesto".

 "No puedes permitir que los chicos te pisen", decía a ESPN. "Estos jóvenes vienen con ganas de comerse el mundo, como nosotros hicimos hace años, entiendes?. Y has de obligarles a respetarte. Ellos no lo van a hacer así como así, así que has de ser tú quién les pongas en su sitio", decía orgulloso el Gladiador Verde.

 Esta última campaña?. Bueno, con 36 años, y un sinfín de lesiones a sus espaldas... 15 puntos y 8 rebotes. Nada mal, verdad?.

3º) LeBron James- Miami Heat:



 Seamos honestos, y que nuestra pasión u odio hacía él no nos ciegue: Cuánto cuesta liderar a un equipo al que todo el mundo odia?. Seguro que mucho.

 LeBron abandonó Cleveland, con destino Miami, para una cosa; una sola: ganar anillos.

 Su primer año en Miami fue bueno, pero los Heat fracasaron estrepitosamente en su carrera hacia el anillo, siendo despedazados sin piedad por Dallas Mavericks.

 LeBron, un jugador sin fundamentos (no fue a la universidad), pero con un corazón y unas facultades que puede que no hayamos visto antes, prometió que aquello no volvería a pasar, y él mismo tildó su campaña de "fracaso".

 Tras aquel año... todo ha cambiado:


 Ya la temporada pasada, todos pudimos ver un cambio increíble en LeBron y en su juego, y simplemente... arrolló en la Liga.

 Ganó su anillo, algo que, como el mismo Pat Riley llegó a decir "el propio LeBron ya había dado por perdido", y tras ello, vinieron las Olimpiadas, y el premio al deportista del año.

 Este año?. Simplemente espectacular. LeBron ha demostrado que no hay nadie en la NBA que puede ni tan siquiera toserle de lejos, y ha hecho cuanto ha querido... cuando ha querido.

 Los Heat llegaban a los Playoffs como el claro candidato al anillo, y parece que LeBron ha metido la directa.

 Podemos odiarle. Podemos ver en él al mejor. Pero no podemos negar una cosa: con la de golpes que recibe, con la de críticas que se lleva consigo allá donde va... a él no le importa. Sigue a lo suyo. Sigue reinando.

4º) Tony Allen- Memphis Grizzlies:



 Puede que a más de uno le sorprenda ver a Tony aquí, pero... pensemos en ello.

 Gucci, como es conocido por todos, no es tan siquiera titular. Qué demonios?. Jamás lo ha sido!.

 A lo largo de su carrera, Allen promedia, exactamente, 19,2 minutos en pista (lo cual no es ni mucho menos, demasiado), pero eso no le ha impedido promediar, a lo largo de los últimos 3 años, la cantidad de 2 robos de balón por partido:


 Qué no es un jugador vistoso?. Cierto. Qué no es un jugador que destaque?. Igual de cierto.

 Pero no lo neguemos: seguro que Boston está aún tirándose de los pelos por haberlo regalado, a Memphis Grizzlies.

 El propio Lionell Hollins ya ha dicho por activa y por pasiva que Tony es "una pieza de valor incalculable. Sólo sabes lo que vale cuando no le tienes a tú lado".

5º) Kevin Durant- Oklahoma City Thunder:



 Resumamos la jugada de esta manera: Allá por 2007, Portland Trail Blazers tenía dos opciones. Una era optar por el tío grande (Greg Oden). La otra?. Optar por un chico casi esquelético. Ese chico era Kevin Durant.

 Ya no hace falta decir que Portland cometió otro error fatal (el primero fue cuando Jordan llegó a la NBA), pero... lo de Durant tiene mucho mérito.

 Es un chico joven, con unas extremidades larguísimas... y con un físico horrible!. Por Dios, tan sólo pongámosle al lado de LeBron, de 'Melo ó de Metta. Parece que el pobre podría romperse!.

 Pero... no nos engañemos: Kevin parece hecho de acero.


 Su delgadez no le ha impedido, desde que ha llegado a la NBA, hace 6 años, promediar casi 27 puntos por partido.

 Pase lo que pase, Durant irá al choque, y lo más probable es que él sea quien gane.

6º) Rajon Rondo- Boston Celtics:



 Y uno pensará: qué tendrán estos Celtics, que sólo han tenido jugadorazos a lo largo de los años?.

 Rondo, llegado de Phoenix en el mismo Draft, es, probablemente, uno de los tipos con más mala uva de toda la NBA.

 Puede parecer delgado, frágil, pero cuando el cortocircuito sucede en su cabeza... lo peor puede pasar.

 Se trata de un base con unos brazos extremadamente largos, y con una velocidad endiablada.

 Si Durant daba la sensación de chocar ante un muro y tirarlo abajo... podemos dar por seguro que Rondo chocará ante dos muros iguales, y seguirá su camino:


 No le importa romperse la cabeza si eso le hace ganar una disputa por un balón, y eso le ha hecho promediar, a lo largo de su carrera, 1'9 robos de balón por partido, junto a 8 asistencias por partido. Casi nada!.

 Es raro ver a Rajon perderse un partido por lesión, aunque este año... su cuerpo dijo basta, y prácticamente todo el año, y pese a ser líder en la NBA esta campaña en triples- dobles, ha estado lesionado.

 Seguro que el año que viene regresa con más fuerza... aún.

7º) Manu Ginobili- San Antonio Spurs:



 Es otro que, como nos pasó con Tony Allen, seguro que no esperábamos verle aquí.

 Al igual que nos pasó con Gucci... no nos dejemos engañar porque no sea norteamericano, no sea particularmente fuerte... ó porque no tenga un cuerpo esculpido, como LeBron ó Howard: este tipo es increíble!.

 Manu, una 2ª Ronda, y de las bajas, en el Draft, es uno de los jugadores más trabajadores de la NBA, y hay muy pocos que le den a un equipo tanto como él.

 Lleva siendo una maza anotadora para Spurs años y años, y parece que, pase a su edad, no tiene pensado parar:


 Es verdad que su gamelog no nos impresiona, pero sí le vemos jugar... es cuando de verdad entendemos qué representa para San Antonio.

 Su consistencia es clave.

8º) Shane Battier- Miami Heat:



 Conocido como el hijo de América, Shane se ha ganado, a lo largo de los años, el estar aquí, y seguramente podríamos ponerle más arriba en la tabla.

 Durante muchos (muchísimos) años, Shane ha sido relegado a defender a las estrellas de los equipos rivales... y ha hecho un buen trabajo. Todos lo sabemos:


 Pese a ser un excelso defensor, Shane también es un buen anotador (sus casi 10 puntos de media por partido, a lo largo de toda su carrera así lo acreditan), y equipos como Houston ó Miami vieron en él al jugador perfecto para completar el roster.

9º) Tim Duncan- San Antonio Spurs:



 El curioso caso de Tim Duncan, podríamos titular su caso.

 Timmy, a lo largo de los años (16 años completos ya en la NBA), ha hecho de todo.

 De todo... hasta convertirse en el mejor de todos los tiempos, en su posición.

 Duncan, a sus 36 años, sigue dando guerra (este año ha promediado 17'8 puntos, 10 rebotes y 3 tapones), y nadie entiende como puede ser tan increíble superior... e inteligente:


 Ha tenido maestros impresionantes, tanto en pista (David Robinson), como en el banquillo (Gregg Popovich), además de excelentes compañeros (Tony Parker es sólo la punta del iceberg), y ha sabido, y a la perfección, aprender de todos ellos, y con todos ellos.

 A cada jugada, parece esbozar una leve sonrisa. Y es lógico. Un tipo tan inteligente como él se ríe, a cada jugada, de lo infinitamente superior que es al resto.

 Nada ni nadie pueden ni han podido con Timmy- D, y seguirá siendo el mejor... hasta que él quiera.

10º) James Harden- Houston Rockets:



 James se ha ganado por derecho propio el estar aquí.

 El pobre Harden fue manipulado de manera sorprendente por Sam Presti y los Thunder, y terminó en Houston, jugando para los Rockets... donde su nivel ha dado un aumento impresionante.

 Eran muchos los que decían que Harden era un buen sexto hombre (recordemos: mejor sexto hombre en la NBA el año pasado), pero que... no valía para ser el líder de un equipo. Bien, pues... dónde están los intrépidos ahora?.

 James pasó, en su año de Mejor Sexto Hombre, de 16'8 puntos por partido, y 4'1 rebotes por partido, en algo más de 31 minutos en pista, a... 26'3 puntos por noche, además de 5 rebotes, 6 asistencias, y... 1'8 robos de balón por noche!. Hace falta decir algo más?.


 A sus 23 años, y tras 4 años en la NBA, James ha encontrado en Rockets a su equipo perfecto, y en Kevin McHale a su mejor entrenador.

 Ha sido el líder indiscutible de un equipo joven, con alegría, y que, pese a lo que muchos pensaban... que ha logrado ir a Playoffs.

 Harden ha dado un paso adelante, y lo hizo en todo: su físico aumentó, ganando músculo, y su juego también, mostrándose como un jugador total (el propio LeBron le metió en el "Club de grandes estrellas de la NBA), y realmente duro.

 Seguro que tiempos mejores están por llegar para el gran Harden, y sólo pensarlo... asusta.


 Bien, pues estos son, a opinión personal, los 10 jugadores más trabajadores de la NBA.

 Seguramente una buena campaña podría haber incluido a otros, como a Kevin Love (año horrible del de Minny), ó incluso, por qué no, José Manuel Calderón, antes en Raptors y ahora en Pistons, quien, pase lo que pase, da siempre un rendimiento espectacular, con una elegante sonrisa siempre en su cara, pero a opinión personal, estos son los tipos que más se han sacrificado en la NBA, en la actualidad:


 En la despedida, os dejo con un vídeo con algunas increíbles imágenes de trabajo y sacrificio, en los entrenamientos de algunos equipos de la NBA, a lo largo de estos últimos años. Imágenes sorprendentes, y que realmente nos hacen ver lo duro que puede llegar a ser... ser el mejor.

 Espero que lo disfrutéis!.

 NBA. Where work is everything.




No hay comentarios:

Publicar un comentario