viernes, 7 de junio de 2013

George Mikan. El baloncesto escrito con nombre propio



 Antes de él, el baloncesto era un juego "pobre", de sacrificio, jugado por tipos que, por casi ley, tenían que estar en los dos metros.

 A pesar de que algunos llegaban a machacar el balón contra aquel cilindro (era la canasta), la idea de jugar por encima del aro era, cuanto menos, descabellada.

 Pero además de esto, esos tipos altos... eran pesados y lentos. Verdaderas bestias, pero muy lentos, con pocas facultades físicas y a los que, eso sí, les sobraba fuerza de par. En aquel deporte... no había espacio para los gigantes.

 Y de repente llegó él: el gran George Mikan, conocido como Mr. Basketball.

 George Mikan era diferente. Él hizo el baloncesto diferente! 2'08 metros de altura, 111 kilos, y unas facultades que, sin duda alguna, sorprendían, en aquella época.

 Muchos dicen que la clave de todo estuvo en su inteligencia, en su continuo afán de superación, pero él mismo, antes de morir, reveló que entrenó, en la universidad, con un entrenador muy joven, que le enseñó que "un tipo grande no tiene por qué no saberse comportar como uno pequeño". El propio Mikan dijo que "su intención siempre fue convertirme en una bestia a ambos lados de la pista. Quería que toda mi potencia, mi fuerza, se desarrollase, tanto en el ataque, como en la defensa".

 George fue el primer Goliath del baloncesto profesional, pero fue capaz, además, de ser el mismísimo David al mismo tiempo!

 Pasemos a hablar de este gran jugador, sin duda, pionero del baloncesto profesional:

 George Lawrence Mikan nació un 18 de Junio de 1924 en Joliet, Illinois. Su hermano pequeño, Ed, nacería tan solo 14 meses mas tarde.

 La familia Mikan siempre vivió en una pequeña casa tras la taberna que su padre, George Sr., tenía.

 George Sr. y el pequeño George se pasaban las horas y los días jugando, siempre que el negocio le permitía al jefe de la familia pasar tiempo con los pequeños.


 George aprendió a jugar al baloncesto gracias a un aro que su padre le ató, con cuerda y cinta aislante, a una tubería que se encontraba en el garaje.

 Pero rápidamente todos, y en especial su abuela, se dieron cuenta que George era único. George era un genio.

 Con 5 años, George ya se pasaba tardes enteras tirando a canasta, y para la edad de 7, el pequeño Mikan, tutelado por su disciplinada abuela, ya tocaba en la Iglesia el piano. Además de esto, ya en 1934 (con tan solo 10 años), el pequeño George ganó el campeonato de Will County, de béisbol, cuyo premio fue... una entrada para un partido de los Chicago White Sox, donde conoció a la estrella, a la inspiración de su vida: el gran Babe Ruth.


 Para la edad de 13 años, George ya medía 1'90 metros de altura, por lo que la diferencia con el resto de los chicos de la clase... era notoria: "Recuerdo que entraba en clase y me llamaban Bigfoot", comentaba antes de fallecer Mikan. "Era alto; demasiado alto. No me parecía mal, pero siempre me imaginaba siendo como el resto".

 Pero había algo que aún le hacía mas especial.

 Ahora, vemos a todo tipo de celebridades y deportistas con ellas, pero en un pasado... aquello era un terror. Hablamos de sus famosas gafas.


 Aquellas gafas, gruesas (de las de antes), y de color negro, fueron las inseparables amigas de George a lo largo de toda su vida. No solo se las ponía para ir a la escuela o para salir a la calle; jugando al baloncesto, donde es LA LEYENDA, también fueron sus inseparables compañeras de batalla.

 Pero también había algo que le hacía especial.

 Pese a su altura, George era un chico particularmente rápido, coordinado y ágil. Eran muchos los que se lo decían, pero él no se daba cuenta. Era un niño!

 Pero nunca se dio cuenta hasta que, como él contaba, en un partido del colegio, uno de sus compañeros se lo gritó: "El Señor te ha dado ese cuerpo. Mírame a mí! Utilízalo".

 George acudió a Juliet Catholic High, donde además jugó al baloncesto. Aunque tuvo problemas.


 Según ingresó en el equipo de su colegio, Mikan se rompió una pierna, lo que le tuvo en cama durante prácticamente todo un año. En aquel año, George crecería 15 centímetros.

 Pese a ser un gran jugador, en Joliet nunca tuvo demasiadas oportunidades, ya que su entrenador "nunca confió en que los hombres que llevaban gafas pudiesen jugar al baloncesto". Era así de simple.


 Tras problemas con su entrenador, y con los chicos del colegio... George quiso dejarlo todo. Su aspecto, su altura, sus gafas y sus languidez, le convertían en burlas continuas del resto de mundo. Tal fue así, que abandonó Joliet para ingresar en Chicago's Quigly Prep Seminary, con la intención de ser sacerdote. En la foto inferior, la Iglesia, en la actualidad:


 Pero tras graduarse, en 1941, todo cambió.

 Su primera intención fue ser abogado. Soñaba con ello, y como todo chico que soñaba con ejercer la abogacía por aquel entonces, sus miras estaban... en Notre Dame; la prestigiosa Notre Dame. Allí, además, había un entrenador con el que todo el mundo soñaba: se llamaba George Keogan.


 Mikan acudió, junto a Ed, su hermano, y su padre, a la universidad de Notre Dame... y salió de allí, literalmente, abatido.

 Un entrenamiento con el señor Keogan y una conversación, fueron suficiente. "Recuerdo que me dijo que no era malo, pero que mi cuerpo no valía para jugar en una universidad tan prestigiosa como aquella. Que si quería dedicarme al baloncesto, debía buscar una universidad menor, que me ayudase a mejorar", decía el propio Mikan.

 Y eso hizo Mikan.

 En 1941, ingresó en DePaul University, en Chicago, para estudiar Derecho.


 Pero George tenía un problema, y de los gordos.

 Su familia estaba mas que encantada con la idea que George, el joven George, se convirtiese en sacerdote, así es que, tras el fracaso de Notre Dame... simplemente no sabía como podrían reaccionar sus padres, y como podría decir aquello.

 Y no hizo, realmente, falta.

 El pobre George se comía y se comía la cabeza, ingeniando, junto a su cómplice hermano, la manera de decírselo a su padre, George Sr. Aunque no hizo falta alguna.

 Un día, su padre estaba en la taberna. Era un martes, y a las 10 de la mañana no estaba realmente "concurrida" que digamos. Así que se sentó y se puso a leer el periódico. Y fue cuando leyó que un joven, inusualmente alto, llamado George Mikan, llegaba como refuerzo de primer año (freshman), para DePaul. No hizo falta que George lo dijese. La prensa acababa de decirlo por él.

 Y en su llegada a la universidad, tuvo un gran valedor. Era justo lo que le había faltado, a lo largo de sus años como jugador de instituto y en su intento por ingresar en Notre Dame. Ese valedor se llamaba Roy Meyer.















 El entrenador Meyer rápidamente se dio cuenta que Mikan, con su cuerpo, con su velocidad y con su inteligencia, podría convertirse en el primer gran atleta de aquella universidad, y quiso, a todas horas, subir y subir el nivel con él, en pro de convertirle en el mejor. "El señor Meyer fue mi segundo padre. Nadie había confiado en mí. Yo mismo ya no confiaba en mí, y él me dio motivos para creer", dijo George.

 Meyer obligó, día tras día, a tirar tantos tiros con la mano derecha como con la mano izquierda. Meyer siempre vio una cosa que le llamaba la atención en George. Siempre vio que era especial, que era diferente al resto... pero que era increíblemente inseguro. Nunca se atrevía a hacer nada que le pusiese, aunque fuese por poco, en compromiso, y eso... tenía que cambiar.

 Además, fue Meyer quien le enseñó la que, posteriormente, sería su arma mas temible: el famoso Mikan Drill (su taladro):


 George, en su llegada, escogió el dorsal "99" (hoy, ilegal en la competición).

 De manera lenta, pero segura, adquirió un sinfín de cualidades que nadie, pero nadie en todo el país, poseía. Era un chico tremendamente inteligente, y solo era cuestión de tiempo (Meyer se había encargado, y muy bien de aquello), que George se diese cuenta de quién era él mismo en realidad.

 No era para nada vistoso o bonito, pero... todo lo hacía bien. Era superior (infinitamente superior) al resto de sus oponentes, y él, con el paso del tiempo, se dio cuenta de esto.

 Su primer partido como jugador de DePaul? En el otoño de 1942. Su resultado? 10 puntos.


 Pero donde George mejoró, y de verdad, fue en la defensa.

 Para su segundo año en la universidad, era un hecho que era una verdadera maza ofensiva, por lo que los esfuerzos, tanto de él como de su entrenador, se centraron en la defensa. Y vaya si dieron frutos! En la temporada 1944/ 1945, tanto la NCAA como la NBA, se vieron obligadas, por el fenómeno Mikan, a introducir la llamada falta de goaltending, ya que Mikan era un muro... por donde difícilmente se pasaba.

 Los Blue Demons de DePaul, con Mikan como estrella, consiguieron 19 victorias y solo 5 derrotas en su primer año en la universidad, y fueron invitados al Torneo NCAA. Perdieron ante Georgetown en la 2ª Ronda, por 53- 49:


 Para la temporada 1943/ 1944, los de DePaul mejoraron en su juego, sirviéndose de un Mikan que había ganado una confianza abismal, y consiguieron un récord de 22 victorias y 4 derrotas, para ser invitados de nuevo al Torneo de la NCAA.

 Fue allí donde, por primera vez desde que dominaba la Liga, tuvo que enfrentarse a otra gran bestia por aquel entonces: el pivot de Oklahoma State, Bob Kurland.


 Y como decíamos... llegó la temporada 1944/ 1945.

 Debido al abuso de Mikan, la NBA y la NCAA instauraron el famoso goaltending, lo que hizo que George... tuviese que reinventar su juego.

 Sin problemas; lo hizo.

 Promedió aquella temporada 21 puntos por partido, y llevó a su equipo al Torneo NCAA de nuevo.

 Ganarían, además, aquel Torneo, con él como MVP, y promediando 40 puntos de media por partido. La Final la vencerían ante Rhode Island State University, por un aplastante 97- 53.

 Su tercera y última temporada universitaria fue, una vez mas, la mejor del país.

 En ella, promedió 23'1 puntos de media por partido, pero sin duda, el momento mas especial de la temporada, tuvo lugar en el famoso Chicago Stadium, que enfrentaría a su DePaul... ante Notre Dame. La Notre Dame que le había deshechado años antes.


 Resultado? DePaul 63- Notre Dame 47. Los Blue Demons terminaron el año como quintos en el país, y el propio George Keogan se acercaría a Mikan, diciéndole: "Lo siento. Me equivoqué contigo".

 Y con su periplo universitario terminado... tocaban los profesionales.

 La guerra había terminado, y los Estados Unidos, poco a poco, volvían a la normalidad.

 Si los EEUU volvían a la normalidad, también, obviamente, lo harían los deportes, y el baloncesto comenzó a crecer de una manera que nadie, posiblemente, se hubiese imaginado.

 Pero no solo había crecido el baloncesto. También George Mikan había crecido.

 En su noveno año de existencia, la National Basketball League (hoy la NBA), decidió convertir a George Mikan en el jugador mejor pagado de la competición, independientemente de que acabase de llegar a la Liga:


 Su sueldo? 60.000 dólares, por 6 años de contrato (nos lo imaginamos ahora?)

 Para la temporada 1946/ 1947, George Mikan jugará para Chicago American Gears.


 Tan solo jugará con ellos los últimos 7 partidos de temporada. Es interesante recordar que, por aquella temporada, un equipo, llamado Harlem Globetrotters... jugaba en aquella Liga!


 George fue clave, aún así, para la conquista del título, con su equipo, en la Final, ante Rochester Royals. George fue nombrado MVP, tras anotar 100 puntos en solo 5 partidos:


 Pero tras terminar la campaña con los Gears... Mikan tuvo problemas.

 El entrenador White vio en Mikan a una auténtica mina, y quiso sacarle todo su jugo.

 Rápidamente, White abandonó la competición, y quiso formar una propia, llevándose a Mikan con él, y prometiéndole sumas de dinero realmente importantes.

 Mikan, obviamente aceptó, y firmaría un contrato de 12.000 dólares al año, a cambio de jugar para él en los Gears.

 Aquella Liga, formada por equipos de los alrededores, fue dominada desde el principio por Mikan, y las colas en el estadio eran increíbles.

 Todo iba bien para él y su equipo, pero el resto de los equipos de la Liga... simplemente se cansaron. El dominio de Mikan y los suyos era tal que no quisieron seguir jugando, por lo que Mikan... se quedaba sin empleo. Y sin dinero.

 Asolado por las deudas, George tenía un grave problema.

 Él, junto a su prometida, Patricia, no tenían dinero. Mas tarde, tendrán 6 hijos: Larry, Terry, Patrick, Michael, Trisha y Maureen.

 Se formó la BAA (Basketball Association of America), y sus derechos pasarían a ser de Detroit Gems.

 Pero los Gems vendieron la franquicia, y sus dueños, Morris Chalfer y en Berger, moverían el equipo a Minneápolis, pasando a ser los famosos Minneápolis Lakers:


 Mikan, obviamente, firmo por los Lakers, y allí permanecerá 8 largos años.

 El frío de Minneápolis, unido a su siempre particular sentido del humor, hizo que en mas de una ocasión, él mismo llegase a decir que no había sido drafteado por Lakers, sino que había sido drafteado  "por Siberia".

 Rápidamente, Lakers fichó a John Kundla como entrenador.


 Kundla tenía, por aquel entonces, un gran cartel, ya que había llevado a St. Thomas College a lo mas alto y no tardó en fichar para el equipo a las estrellas universitarias de Minnesota, Swede Carlson y Tony Jaros.

 Jim Pollard, el mejor all around player de la universidad, fue el siguiente en ingresar en el equipo, después de que los propietarios de la franquicia le ofreciesen un contrato de 12.000 dólares anuales (nos imaginamos estos sueldos a día de hoy?):


 El primer campeonato llegaría ese año, tras vencer a Rochester Royals (de nuevo), en cuatro partidos.

 Tras aquella temporada, se avecinaban cambios en el baloncesto norteamericano.

 La BAA tenía planes de absorber la NBL, y aquello afectaba a Mikan (jugaba, por aquel entonces, en la NBL).

 Finalmente, la BAA absorbió la NBL, y ésta pasó a tener 4 equipos mas: Lakers, Royals, Fort Wayne Pistons e Indianápolis Jets.

 Y ya en la BAA, Royals y Lakers mantuvieron su particular duelo, en la División Oeste. Concretamente, ese mismo año, los Royals obtuvieron 45 victorias, por 44 de Lakers. Mikan promedió, aquel año, 28'3 puntos por partido.


 En aquel equipo, esa misma temporada además, George NO estaba solo. Su hermano, Ed, estaba ahí, junto a él, en el equipo, tras graduarse de DePaul. Tras llegar a Playoffs, Lakers llegaría a las Finales, donde, tras 6 partidos de infarto, Lakers conquistaría el segundo campeonato de Mikan, esta vez ante Washington Capitols. Mikan promedió, en aquellos PO, 30'3 puntos de media por partido:


 En 1949, la NBL se desintegraría, y la BAA absorbería otros 6 equipos, pasando a llamarse National Basketball Association.

 Y Lakers se reforzó, y se reforzó... bien.

 Rápidamente, ficharon, vía Draft, a un joven y talentoso base, procedente de University of Texas, llamado Slater Martin, y al ala pívot, Vern Mikkelson. Estos dos futuros Hall of Fame se entendieron a las mil maravillas con Pollard y Mikan, lo que convirtió a Lakers en el equipo a batir.











 Mikan- Pollard- Mikkelson se convirtió en el tridente defensivo mas escandaloso de toda la NBA.

 Ese año, Lakers y Royals empataron, en su particular guerra, con 51 victorias, y George Mikan promediará 27'4 puntos, y terminaría 2º en rebotes, tras Dolph Schayes.

 Promediando 30 puntos por noche, de nuevo Lakers volvió a plantarse en las Finales, y por 3- 1 se impondrán a Nationals, consiguiendo, de esta manera, su tercer campeonato en 3 años.

 Para la temporada 1950/ 1951, George Mikan, a modo anecdótico, jugará su primer All- Star. anotando 12 puntos y capturando 11 rebotes, en la derrota del Oeste, por 111- 94.


 En mitad de esa campaña, y dominando en todos los aspectos del juego (promediaba 28'4 puntos por partido), Mikan fue nombrado como el mejor jugador de todos los tiempos. Casi nada, para un jugador que, por aquel entonces, estaba aún en activo.

 Y, por primera vez, llegaron los problemas.

 En los Playoffs, se lesionó en el tobillo, y no pudo jugar. Rochester Royals, enemigo acérrimo de Lakers, supo aprovechar la oportunidad, y dejó a Lakers, por primera vez, fuera de la carrera por el título.

 Y Lakers, con un recuperado Mikan, volvió para la temporada siguiente.

 Firmaron, en el Draft, a Whitey Skooj y Frank Saul, pero, poco a poco, los Lakers de Kundla iban siendo "interceptados" por otras potencias emergentes de la Liga. Equipos como Knicks, Celtics, Nationals y Royals ya eran equipos potentes de verdad, y pese al gran Mikan, el ataque de Lakers iba siendo, cada vez, menos temible. Temible... pero cada vez menos. En la foto inferior, Skooj (entendemos ya, quizás, lo de "Whitey"?):


 Llegaron, aún así, a las Finales de la NBA, con un Mikan que promediaba 23'8 puntos por partido, para enfrentarse a New York Knicks. Los Knicks de Max Zaslovsky y Dick McGuire. Ganaron, de nuevo, aquel título, tras vencer el 5º y 7º partido. En la foto inferior, Zaslovsky:


 Para la temporada 1952/ 1953, George se convirtió en el primer jugador en la historia de la NBA en alcanzar los 1.000 rebotes. fue nombrado MVP del All- Star Game, y promedió 20'8 puntos en temporada regular, quedando en segundo lugar de anotadores.


 Habiendo ganado la Temporada Regular, Lakers avanzaba a paso firme, con un gran Mikan, a las Finales.

 Pero en las Finales... Mikan se quedó de piedra.

 Allí, en el banquillo de los Knicks (el otro Finalista)... estaba Ray Meyer! Su entrenador, su máximo valedor, en el DePaul! No podía creerse que ahora tuviese que batir a quien había sido su máximo valedor en este deporte.


 De cualquier manera, Mikan (y Lakers), conquistaron aquel campeonato (de nuevo).


 En la siguiente temporada (temp. 1953/ 1954), y por primera vez desde su temporada rookie, Mikan promediaba menos de 20 puntos por partido (18'1 puntos por noche). A sus ya 30 años, sus rodillas no respondían igual, y se perdió varios partidos que le impidieron coger ritmo.

 Aún así, terminó segundo en rebotes en la competición, pese a no ser el líder de Lakers en minutos jugados, tras Gallatin, de los Knicks:


 Siendo campeones de Temporada Regular, los Lakers avanzaron hasta las Finales de la NBA, midiéndose a Syracuse Nationals.

 Vencieron, por, de nuevo, tercera vez consecutiva, en las Finales, proclamándose campeones:


 Sabedor de que su fin estaba cerca, Mikan no jugó la temporada siguiente con Lakers. Se retiraba... temporalmente.

 Tres días antes de que comenzase la competición, y tras haberse pasado el verano en DePaul, estudiando para terminar sus estudios, Mikan llamó a su entrenador, Kundla, para decirle que no seguiría en el equipo para la temporada 1954/ 1955.

 Para la temporada 1955/ 1956, Pollard, estrella entonces del equipo, en ausencia de Mikan, se retiraba, y Kundla, entrenador de Lakers, le pidió un último esfuerzo, un último favor, a Mikan, prometiéndole un puesto en la dirección del equipo, si aceptaba jugar aquella temporada con él, de nuevo.

 Mikan aceptó, y tras jugar solo 37 partidos, promediaría algo mas de 10 puntos y 8 rebotes por noche, en algo menos de 20 minutos en pista, por partido:


 Tras aquel año, y con 7 campeonatos de NBL, BAA y NBA, además de 1 MVP de Temporada Regular, 4 apariciones en el All- Star, 1 MVP del All- Star y habiendo sido designado como el mejor jugador de la primera mitad del siglo XX, George Mikan decía adiós al baloncesto.

 Pero lo hacía siendo el mejor en puntos (11. 764 puntos) y siendo el mejor en promedio de puntos por partido (23'1 puntos por noche, en todas sus campañas como profesional).

 Pero un hombre como él... no iba a quedarse de brazos cruzados, en el salón de su casa, viendo los días pasar.

 Tras su retirada, en 1956 se presentó, como Candidato del Partido Republicano, al Congreso de los Estados Unidos, en el tercer Congreso del distrito de Minnesota. Pese al gran apoyo que le brindó el Presidente Eisenhower, perdió ante los Demócratas:


 Tras aquello, aceptó el puesto de entrenador que Lakers le ofrecía. Pero aquello... no fue lo suyo, desde luego. Haciéndose cargo de Lakers en la temporada 1957/ 1958, obtuvo un horrendo récord de solo 9 victorias... y 30 derrotas, abandonando, acto seguido, el puesto.

 Tras aquello, volvió a Chicago a ejercer la abogacía.

 Pero antes... les dejaba, a Lakers, un regalo. De manera indirecta, pero un regalo.

 Tras haber quedado últimos en la NBA en su año como entrenador, Lakers fue capaz de escoger, como 1º en el Draft, a un jugador, salido de Seattle... llamado Elgin Baylor. Nos suena?


 Tras el genial George Mikan, a la NBA llegaron, años después, increíbles colosos, como el sensacional Bill Russell (11 anillos de campeón NBA, en 13 años), o el inmenso Wilt Chamberlain, dándole a la NBA vida, en el puesto de pívot, y demostrando que, pese a ser difícil, aún existía vida, tras George Mikan:


 En 1967, Mikan, inteligente llevado al extremo, se convirtió en el primer comisionado de la ABA (hoy extinta), que luchaba, por aquel entonces, mano a mano con la NBA. Su primer movimiento? Diferenciar ambas competiciones, obligando a la ABA a utilizar el famoso balón azul- blanco- rojo que todos conocemos:

 Mikan fue comisionado de la ABA durante dos años, antes de volver a su trabajo como abogado, en Chicago.

 En 1970, su hijo, Larry, se graduó en University of Minnesota, e ingresó en la NBA, en Cleveland Cavaliers, para jugar durante su temporada de inicio (1970/ 1971):


 Tras, en los '80, jubilarse, George nunca se dio por vencido.

 Luchó en favor de los derechos de los jugadores... mientras la salud se lo permitió.

 En los '90, se le amputó una pierna, y mantuvo una fría lucha con la diabetes, sufriendo además varios fallos renales.


 Llegó a denunciar a la NBA, tras sus problemas financieros, por la "mísera" pensión que los ex jugadores, retirados antes de 1965 recibían (1.700 dólares).

 En 2005, de todos modos, su salud sufrió un revés, y el 1 de Julio de 2005, George Mikan fallecía, abandonándonos, en Scottsdale, Alabama. Terry, uno de sus hijos, reveló que George había estado recibiendo diálisis 3 veces por semana, durante sus últimos 5 años de vida:


 George Mikan SIEMPRE será recordado.

 Antes de su llegada, nadie había jugado por encima del aro. En la actualidad, hay muchos jugadores que alcanzan la altura que tenía Mikan, pero ninguno, nadie, domina ni ha dominado su cuerpo ni el juego tanto como lo ha hecho él.

 Queremos imaginarnos su potencia? Su superioridad? Bien, pues pensemos en, por ejemplo, el gigante chino, Yao Ming (ya retirado). Pongámosle un sky hook demoledor, 20 kilos mas de músculo, una actitud fiera... y unas gafas de culo de botella. Resultado? George Mikan.

 Simplemente imparable.

 El famoso Mikan Drill, sello personal de George, sigue siendo, a día de hoy, utilizado a todos los niveles del baloncesto. Desde los colegios... hasta los profesionales. Tal y como George lo hizo.


 Bien, pues este ha sido el grandísimo George Mikan, leyenda del baloncesto, y un pionero de este deporte.

 En la despedida, os dejo con un video de él, para que todos podamos disfrutar de quien "descubrió" este sensacional deporte. Del garaje de su casa, jugando en una tubería... a ser la leyenda máxima de este deporte.

 Tres minutos de vídeo, cortesía de ESPN, para rememorar a quien lo ha sido... todo.

 Espero lo disfrutéis.

 NBA. Where Amazing Happens






No hay comentarios:

Publicar un comentario